Gente DUETs: Shackleton y Nuñez.


«Se buscan hombres para viaje peligroso. Sueldo bajo. Largos meses de completa oscuridad. Peligro constante, No se asegura retorno con vida. Honor y reconocimiento en caso de éxito».

Con este anuncio en prensa, un personaje «DUETs» de principios del siglo XX, Ernest Shackleton atrajo la ilusión y encendió la chispa en muchas personas. 5000 fueron los solicitantes, después de entrevistas poco convencionales enfocadas más a cualidades sociales que técnicas, 28 fueron los seleccionados.

«Nunca te rindas; siempre hay otra posibilidad, muéstrate dispuesto a correr el riesgo máximo, encuentra algo de que reírte y algo que festejar cada día, y sobre todo nunca olvides que la gente es más importante que cualquier cosa».

 En este extracto de sus notas, se plasman los valores y actitudes que impulsaron a este personaje «DUETs» de época a ser capaz de movilizar espíritus inquietos, conducirlos a las zonas más inhóspitas de la tierra, hacer que se mantuvieran con vida y traerlos de regreso a su hogar a lo largo de la aventura más grandiosa de todos los tiempos.

Los principios y valores que hicieron posible que estos 28 hombres fueran capaces de sacar lo mejor de uno mismo, de implicarse en un proyecto y canalizar sus esfuerzos al logro de un fin colectivo, se mantienen vivos en la actualidad, quizás latentes, pero imperecederos y atemporales. No esperemos a descubrir un anuncio en el periódico para que se encienda la chispa que deje fluir nuestro talento y de rienda suelta a nuestras ilusiones. Fijémonos en las personas de nuestro entorno o incluso en nuestro interior y descubramos  esa ilusión por implicar a los demás en su propio desarrollo.

Un ejemplo de estos Shackleton contemporáneos, que si observamos se pueden encontrar entre nosotros, es nuestro primer «DUETs-people», Jesús Núñez García, médico, experto en tratamientos con drogodependientes. El optimismo, resiliencia e inteligencia relacional son las bases sobre las que se sustenta su  actitud ante la vida. Empujado por ellas ha conseguido ayudar a muchas personas a salir de la banquisa vital en la que estaban atrapados y guiarlos hasta alcanzar su Polo Sur.

En este adelanto que os ofrecemos de la interesante entrevista a la que pudimos asistir el día 07 de Julio, comprobaréis mediante la simpatía de Jesús como se puede en la vida apasionarse con lo que uno hace y crecer como persona haciéndolo. Para eso la única fuente de energía es, «qué te guste la vida».

Ernest Shackleton (1914) y Jesús Nuñez (2014): valores que duran 100 años.

 DUETs; Inspirando valor.


Deja un pensamiento